Quién más quién menos, empresa, profesional o particular tiene un dominio propio o suyo de internet, pero ¿ Es realmente tuyo ?

A tu entender, sí. Yo he solicitado a un proveedor mío que me registrara mi dominio, para ello he hecho un pago y tengo una factura que así lo acredita, pero vuelvo a preguntar ¿ Es realmente tuyo ?.

Existe una práctica muy habitual, desgraciadamente, en el sector de los registro de dominios mediante intermediarios, en los que estos de forma activa (o por ignorancia), en el momento de registrar el dominio indican como titular del mismo, a ellos mismos, no la persona/empresa que les ha solicitado dicho registro.

Esta práctica, huelga decir, que es ilegal, y que debemos perseguirla para evitar que este tipo de empresas/individuos jueguen con algo tan sagrado como la propiedad, en este caso la propiedad de un dominio de Internet.

Comprobar la titularidad

El primer paso que debemos hacer para estar seguros de que nuestro dominio sea realmente nuestro el comprobar la titularidad del mismo. Para ello, simplemente deberemos hacer un “Whois” del mismo, y obtendremos los datos de dicha titularidad. Ojo, debemos comprobar todos los datos, ya que muchas veces simplemente una cuenta de email que no sea nuestra puede provocarnos problemas a la hora de controlar nuestro dominio.
Podéis hacer un Whois de vuestro dominio desde esta página, el propietario del dominio ha de aparecer como “Registrar”, “Administrative Contact” o “Propietario”


¿ Qué pasa si no soy el titular del dominio ?

Pasa que tiene un problema, y un problema grave. No tiene dominio.
Primero deberá agotar la vía de negociación con el intermediario que le ha procedido a realizar dicho registro de dominio, para que este le ponga a usted como propietario del mismo. Si se trata de un dominio de segundo nivel “.es” va a ser un proceso bastante burocrático.
Si el camino de la negociación se agota, o no prospera, deberá recurrir a la vía legal. Si usted o su empresa no aparece como titular del dominio, no puede reclamar la propiedad del mismo de forma fácil, poder recuperarlo le resultará un proceso muy lento y costoso, casi siempre acabando en juicios.

¿ Pueden pasarme más cosas con mi dominio ?

Si, existen muchos otros fraudes o engaños realizados por algunos proveedores/intermediarios de servicios de internet, de los que usted debe huir, o al menos saber detectar a tiempo.

Renovaciones Falsas:
Muy a menudo existen empresas que mandan por correo electrónico emails indicánole la necesidad de renovar su dominio, si dicha empresa no es su intermediario/proveedor, no haga ninguna acción, desconfíe totalmente de estos correos, ya que al seguir los pasos que estos indican, el dominio se transferirá de su actual proveedor a ellos, y en ese momento le resultará muy complicado mantener el control sobre el mismo.

Ofertas de regalo de dominio con servicio:
Muy típicas, usted contrata el hospedaje (hosting) de su página Web y el dominio se lo regalan. Es la mayoría de estos casos, dicho dominio se registra a nombre de la empresa que la ha realizado dicha oferta, y en el momento que usted intenta cambiar su proveedor, dicha empresa le retiene la propiedad del dominio.

Precios de dominio muy, muy económicos:
Estos precio tienen truco, el precio económico siempre es para captarle como cliente, y en las renovaciones venideras, el precio se incrementa notablemente, no pudiendo hacer otra cosa que seguir renovando con ellos ya que este tipo de proveedores proceden al bloqueo del dominio.

Esta breve lista de acciones, que de forma premeditada o no, pueden acontecerme en la titularidad de mi dominio, es un ejemplo de la picaresca que muchos proveedores/registradores aplican sobre la acción de registrar/renovar/transferir una cosa tan importante en el mundo de internet como “mi dominio”.

Desde aquí queremos aconsejaros que siempre estéis atentos de la letra pequeña, de que obligaciones implica una promoción en concreto, cual es mi vía de salida de la misma, que coste real tiene esta promoción para mí. Asesoraros, consultar con expertos, y sobre todo, una vez realizada la compra del dominio, utilizar la herramienta de Whois de ServeisWeb para comprobar que se haya realizado correctamente el registro, y que la titularidad del dominio sea aquella que yo he indicado en el momento de realizar la acción.

Estar en internet significa empezar a interesarse por los procesos y funcionamiento de los servicios, debemos optar siempre por proveedores/registradores que no demuestra confianza, recordar que muchas veces comprar barato es tener que comprar dos veces, y en este caso puede además significar perder nuestro nombre, nuestra identidad en Internet de la forma más tonta.

¡Registra tu dominio 100% propio en SW Hosting!