Las ventajas de escalabilidad, rendimiento y disponibilidad de los servidores Cloud son las principales razones por las que cada vez más usuarios y empresas migran a esta nueva tecnología. Sin embargo, al igual que ocurre con cualquier servidor, su buen funcionamiento dependerá siempre de la actividad a que lo destinemos y de la carga que deberá soportar en relación a los recursos que le hayamos asignado de antemano.

A continuación te presentamos algunas de las recomendaciones más importantes para obtener el máximo rédito a tu servidor Cloud:

1. Reduce el uso contínuo de la CPU

Para alcanzar un rendimiento óptimo es necesario que durante la mayor parte del tiempo el uso de la CPU no supere el 30%. Esta práctica nos permite asegurar el máximo rendimiento y disponer del 70% adicional para picos de carga espontáneos sin que nuestro servidor sufra por ello. El exceso de uso de la CPU durante largos periodos de tiempo es la principal causa de fallos en el servicio, lentitud o posibles caídas.

2. Aprovisiona suficiente RAM

También la falta de RAM puede resultar en un declive del rendimiento de nuestro Cloud. Sin embargo para detectar cuándo es necesario aumentar la RAM no es suficiente con fijarnos en el monitor del panel del control. Los actuales sistemas operativos tienden a reservar cerca de la totalidad de la memoria aunque esta no esté siendo utilizada, dando la sensación de existir una carga constante.

Para averiguar si realmente necesitamos más RAM deberemos fijarnos en el indicador de la memoria SWAP. Si el uso de la memoria SWAP es alto duranto un periodo de tiempo prolongado es un buen indicio de que debemos aprovisionar más RAM para optimizar el rendimiento y funcionamiento del servidor.

3. Planifica con antelación tus picos de actividad

Una de las grandes ventajas de los servidores Cloud es su escalabilidad. Desde tu panel de control dispones de un monitor en tiempo real que te permite estudiar la carga diaria de tu servidor y programar por adelantado las horas en las que el Cloud debería redimensionarse para hacer frente a una demanda más elevada. Este redimensionado automático es una herramienta especialmente útil para hacer un uso más eficiente de los recursos y ahorrar costes al mismo tiempo que ofrecemos a nuestros usarios un servicio óptimo y sin interrupciones.

panel_cpu

4. Personaliza tu Cloud

La mejor manera de aprovechar tu servidor Cloud es personalizándolo y ajustando sus prestaciones a las necesidades específicas de cada circunstancia. Cada empresa y cada proyecto tiene necesidades distintas por lo que no existe una regla general que nos permita predecir con exactitud cuántos recursos deberías aprovisionar. Sin embargo, desde tu SW Panel te ofrecemos la posibilidad de personalizar en cualquier momento tus instancias Cloud, ampliando o reduciendo al instante CPU, RAM, Disco, IPs, Ancho de banda. Todo en caliente.

5. No dudes en contactar nuestro soporte gratuíto

Finalmente, recuerda que siempre puedes acudir a nuestro servicio de soporte para contar con la ayuda de nuestro equipo profesional. Como cliente de SW Hosting podrás hacerlo directamente desde tu panel de control, accediendo al muro de soporte y sin que ello suponga coste alguno.

Sigue estos consejos para optimizar el rendimiento de tu Servidor Cloud y mejorar tu ratio de rendimiento / coste. Los servidores Cloud destacan por su mayor libertad de administración y escalabilidad. Sin embargo, sólo con un uso concienzudo y planificado podremos aprovechar al máximo sus características y ventajas.